03. März 2017

ECOS: Recetas con jamón

 

Einfach zum Zubereiten und gleichzeitig eine Gaumenfreude, der nicht einmal Vegetarier widerstehen können: Was gibt es Besseres zum Aperitif als ein Stückchen Iberischen Schinkens? Lesen Sie den Artikel aus "Gastronomía" in ECOS März 2017 und probieren Sie die Rezepte aus, die Sie hier finden.

Texto: Virginia Azañedo, fotos: Shutterstock

 

 

Y de tapas... jamón

¿Y si la fiesta es en casa? Si queremos sorprender a nuestros amigos con una fiesta española, lo mejor es que haya queso y jamón. Hoy en día, en Alemania es bastante fácil encontrar un buen queso manchego, algo más difícil es encontrar un buen jamón. Pero a través de internet o en tiendas especializadas podemos conseguirlo. Así, podremos hacer las siguientes tapas:

 

 

 

1. Jamón con pan tumaca

Fácil no, ¡facilísimo!
Necesitamos:
- Pan blanco (tipo Parisien, por ejemplo)
- Tomates maduros y con sabor
- Aceite de oliva virgen
- Sal a gusto
- Por supuesto, jamón ibérico

¿Cómo se hace?
Se rallan los tomates, se añade el aceite de oliva y un poco de sal. Después se corta el pan en rodajas y se colocan en un plato o fuente. Cada trozo de pan lo untamos con la mezcla de tomate, aceite y sal, y encima le ponemos una loncha de jamón. No se debe guardar nunca en el frigorífico (donde los tomates y el jamón pierden todo su sabor). En el pan se puede restregar un ajo crudo. Es una opción muy sana, aunque no ideal para veladas románticas.

 

 

 

2. Melón con jamón
Es un clásico, el melón debe estar dulce, pero no demasiado.
Necesitamos:
- Melón (no confundir con sandía)
- Jamón ibérico

¿Cómo se hace?
Aquí lo importante es la presentación. Para darle un toque moderno se corta el melón en trozos cuadrados y se rodea cada trozo con una loncha de jamón. Así parece un plato japonés para comer con palillos. Elegante.

 

 

 

3. Jamón con higos
Es una receta muy fácil de hacer y muy recomendable para quien le gusta lo dulce y salado..
Necesitamos:
- Higos (no brevas)
- Jamón ibérico
- Tostaditas (opcional)

¿Cómo se hace?
Aquí, el secreto es que tenemos que lavar y congelar los higos. Semicongelados, los cortamos en rodajas finas, y si queremos (con cuidado, para que no se rompan) las caramelizamos en una sartén. Sobre una tostada podemos montar: jamón, higo y, si queremos, avellana troceada (para adornar). Hay que probarlo.

 

 

 

4. Serranito
Un poquito más elaborado que las recetas anteriores, pero no mucho. El serranito es una tapa típica de Sevilla. Se trata de un bocadillo caliente o templado.
Necesitamos:
- Pan blanco (pequeñas baguetes, por ejemplo)
- Filete de cinta de lomo o de pollo
- Tomate
- Pimiento verde para freír (fino)
- Jamón
- Aceite y sal

¿Cómo se hace?
Lavar y secar los pimientos y tomates. Cortar los pimientos en dos (depende del tamaño, en Andalucía se hacen enteros) y freírlos en una sartén con aceite de oliva, escurrirlos bien y reservar. Después, en ese mismo aceite, podemos freír la carne de cerdo o pollo a nuestro gusto. Es importante no dejar la carne demasiado seca.
Por último montamos el bocadillo, podemos calentar un poco el pan en el horno, lo partimos y ponemos una raja de tomate, una loncha de jamón, el filete calentito y el pimiento frito. A comer.

5. Jamón con huevos de codorniz
Necesitamos:
- Pan blanco (tipo Parisien, por ejemplo)
- Huevos de codorniz
- Sal y pimienta
- Tomate (espárrago verde, opcional)
- Jamón
- Aceite

¿Cómo se hace?
Lavar y rallar el tomate. Hacer los huevos de codorniz en una sartén, a la plancha. Partir el pan en rodajas y colocarlo en un plato, después montamos: primero el tomate, después jamón, el huevo de codorniz salpimentado al gusto, y si queremos podemos adornar con un espárrago verde a la plancha. Riquísimo.

6. Jamón con tortilla
El jamón alegra cualquier plato, por ejemplo si hacemos una tortilla de patatas, podemos cortarla en triángulos o cuadrados y ponerle encima una loncha de jamón. Rallamos un poco de queso manchego y... tenemos una tapa en un periquete.

En general, el jamón liga muy bien con el tomate, con las setas, con el huevo (son muy sabrosos los revueltos de jamón y setas) y con el espárrago. El aceite de oliva potencia el sabor del jamón.